¿Por qué mi gato necesita un collar?

Al ponerle un collar a tu gato la gente sabe de inmediato que tu gato tiene un hogar y humanos que lo quieren, por lo que no hay necesidad de que otros lo «adopten». Si escribes tu dirección y número de teléfono en su collar, es posible que vuelva a casa antes de que te des cuenta de que desapareció. Hay collares para gatos de todos los colores y tamaños, y algunos incluso ayudan a ver a nuestro gato en la oscuridad. Sin embargo, asegúrate de anteponer siempre la función a la moda.

¿Por qué mi gato necesita un collar?

¿Qué collar es seguro para mi gato?

Antes de comprar un collar para gatos solo porque se ve bonito, echa un vistazo a la hebilla. Las hebillas de cinturón estándar no se rompen cuando el collar de tu gato se queda enganchado en algo, lo que puede causarle lesiones graves a tu gatito. Si aun así quieres un collar con una de estas hebillas, asegúrate de que parte de la banda sea elástica, para que tu gato pueda soltarse si es necesario. La mayoría de los collares para gatos de hoy en día cuentan con una hebilla con un mecanismo de liberación especial que obliga al collar a abrirse si se le ejerce tensión. Esta es definitivamente la opción más segura, aunque su gato podría volver a casa sin el collar después de una pelea o una persecución salvaje.

¿Collar con o sin cascabel?

Independientemente de lo que en muchas ocasiones se ha dicho a lo largo de los últimos años, el cascabel en el collar de tu gato no le causa pérdida de audición. Sin embargo, el ruido constante del cascabel puede molestar a los gatos sensibles o nerviosos, mientras que para los gatos de exterior, que suelen estar por el jardín, el cascabel en el collar de tu gato tiene un gran beneficio: advierte al resto de animales y a nosotros sobre la presencia de nuestro felino. Los estudios demuestran que la cantidad de presas pequeñas capturadas por tu gato se reduce en un 50% cuando lleva un collar con cascabel. ¿Quieres advertir a los pájaros de tu jardín sin obligar a tu gato a llevar un cascabel? Intenta colocar un pañuelo de colores en el collar de tu gato. Las aves son excelentes para detectar colores brillantes y tu gato también se verá elegante.

¿Collar con o sin cascabel?

¿Cómo ayudo a mi gato a acostumbrarse a su collar?

La mayoría de los gatos aceptan el collar de inmediato, pero si tu gato es más quisquilloso, ¡tenemos algunos consejos geniales! En primer lugar, dale a tu gato la oportunidad de poner su olor en el collar colocándoselo en su cama para que lo encuentre y lo huela. Luego, cuando esté relajado, intenta colocárselo en el cuello mientras dejas la hebilla abierta. Si acepta esto, cierra la hebilla. Si tu gato aún no se siente cómodo con su collar, quítaselo y vuelve a ponérselo más tarde. Nunca lo fuerces con el collar ya que las asociaciones negativas harán que desconfíe por completo de todos los collares.

¿Cómo le ajusto el collar a mi gato?

Cuando le pones un collar a tu gato, especialmente cuando es un gatito que aún está creciendo, revisa el collar al menos una vez a la semana para asegurarte de que no esté demasiado apretado. Si puedes deslizar dos dedos entre el collar y el cuello, el tamaño es perfecto. Un collar que esté demasiado apretado podría restringir la respiración, mientras que un collar que esté demasiado suelto podría hacer que el gato se quede enganchado en algo, como una rama. Los gatos a los que no les gusta su collar pueden intentar quitárselo metiendo la pata entre el collar y el cuello. Para evitar que tengan éxito, sigue la regla de los dos dedos.

¿Cómo le ajusto el collar a mi gato?

¡No olvides el microchip!

Dado que los collares para gatos más seguros se sueltan cuando el gato se mete en problemas o se engancha en algo, es probable que tu gato llegue a casa sin su collar algún día. Una vez que han perdido su collar, la única forma de que la gente lo rastree hasta sus humanos es un microchip implantado en su cuello, entre sus omóplatos. Parece doloroso pero el chip es muy pequeñín, del tamaño de un grano de arroz. Una vez puesto, ¡tu gato olvidará rápidamente que lo lleva ahí!