1. ¡Los tigres son los felinos salvajes más grandes del mundo!

De todos los grandes felinos, los tigres definitivamente se llevan la palma cuando se trata de tamaño. Los tigres macho pueden alcanzar los 3,90 m de largo y pesar hasta 300 kg, haciendo que otros felinos se vean pequeños en comparación. ¿Sabías que los tigres son los verdaderos «reyes de la jungla» en lugar de los leones? Los tigres son mucho más grandes y los leones ni siquiera viven en la jungla, mientras que los tigres sí.

2. Hay 6 razas de tigres diferentes.

Al pensar en un tigre, probablemente te imaginas al tigre de Bengala con su vibrante color naranja, rayas negras y acentos blancos. Pero también está el tigre siberiano, que tiene un color más pálido y un pelaje grueso para ayudarlos a sobrevivir en la nieve. El tigre de Indochina y el tigre malayo tienen rayas más estrechas, mientras que el tigre de Sumatra es el más pequeño de todas las razas. Por último, está el tigre del sur de China o de Amoy, extremadamente raro, que no se ha visto en estado salvaje desde la década de 1980. Solían existir tres razas de tigres más (tigre del Caspio, tigre de Bali y tigre de Java), pero lamentablemente han sido declaradas extintas hace mucho tiempo.

tigre siberiano
Tigre siberiano
Tigre de Indochina
Tigre de Indochina
Tigre de Sumatra
Tigre de Sumatra

3. Los tigres están en peligro de extinción. 

Hace solo 150 años, se estima que 100.000 tigres salvajes vagaban por el planeta. Hoy, su número se ha reducido a solo 3.900. En 2010, la WWF expresó el objetivo de duplicar el número de tigres en estado salvaje a al menos 6.000 para el 2022. Aunque los números van en aumento, todavía queda un largo camino por recorrer.

4. Las rayas de cada tigre son únicas.

El patrón de rayas en el pelaje de un tigre es muy parecido a una huella dactilar: ¡no hay 2 iguales! ¿Sabías que además de su pelaje, la piel de un tigre también tiene rayas? Esto significa que, cuando uno de estos gatos gigantes se afeita para una cirugía, sus hermosas rayas permanecen en su piel.

5. No todos los tigres son naranjas.

Aunque son increíblemente raros, ¡algunos tigres son blancos! Debido a una mutación genética, aproximadamente uno de cada 10.000 cachorros de tigre nace naturalmente de color blanco con rayas negras. ¡Incluso existe una condición genética adicional que puede hacer que los tigres sean blancos y no tengan ninguna raya! Se rumorea que, en 1910 un tigre azul ahumado con rayas negras fue avistado en la provincia china de Fujian. Sin embargo, nadie ha podido probar que la historia sea cierta.

Nicht alle Tiger sind orangefarben

6. Los cachorros de tigre son frágiles y nacen ciegos.

Cuando una tigresa da a luz, generalmente da a luz de 2 a 4 cachorros. Durante los primeros 6 a 12 días de sus vidas, los cachorros de tigre están completamente ciegos. Después de abrir los ojos y crecer un poco más, mamá les enseña a cazar. La curva de aprendizaje es empinada y los cachorros demasiado confiados a menudo resultan gravemente heridos por sus presas. Esta es la razón principal por la que solo el 50% de los tigres nacidos en la naturaleza alcanzan la madurez. Una vez que los cachorros tienen entre 24 y 30 meses, se aventuran a comenzar una vida solos.

Los cachorros de tigre son frágiles y nacen ciegos.

7. Los tigres cazan por emboscada.

Al igual que los gatos domésticos, los tigres tienen almohadillas suaves en las patas que les permiten escabullirse sin ser notados. Además, sus rayas son de gran ayuda para mantenerse camuflados. Los tigres se esconden detrás de arbustos o árboles para saltar repentinamente cuando sea el momento adecuado para atacar a sus presas. Aunque son maestros del sigilo, los tigres solo tienen una tasa de éxito del 10% al cazar. Afortunadamente, una comida abundante y sabrosa les dura una semana.

8. Los tigres no suelen atacar a los humanos.

A menos que se asusten o se les provoque, los tigres generalmente prefieren evitar a los humanos en lugar de atacarlos. Sin embargo, no querrás enojar a un tigre, ya que estos gigantes pueden correr a velocidades de hasta 60 km/h, y sus enormes patas son lo suficientemente fuertes como para romper huesos con un solo golpe. En ciertas áreas, los aldeanos usan una máscara que se asemeja a un rostro humano en la parte posterior de la cabeza para evitar cualquier ataque sorpresa por detrás.

A los tigres les encanta nadar.

9. A los tigres les encanta nadar.

A diferencia de los leones, los guepardos y los gatos del desierto, los tigres viven en bosques. En este entorno exuberante, grandes masas de agua como ríos y pantanos nunca están lejos. Si bien la mayoría de los gatos odian mojarse el pelaje, a los tigres les encanta pasar tiempo en el agua. Son nadadores increíbles y, al igual que los humanos, disfrutan de un chapuzón rápido para refrescarse y relajarse.

10. Los tigres no pueden ronronear.

Aunque los tigres son básicamente gatos enormes, no pueden ronronear. ¿Sabías que los grandes felinos pueden rugir o ronronear, pero nunca ambos? Los tigres tienen un rugido muy potente, e incluso se dice que los cachorros practican activamente su poderoso rugido. Esto no nos sorprendería, ya que el rugido de un tigre adulto se puede escuchar hasta a 3 km de distancia.