El impacto de la comida en los dientes de tu gato

Como es el caso de los humanos, la dieta de un gato se verá en sus dientes. Si le das a tu gato demasiada comida húmeda azucarada, la placa se acumulará en sus dientes, lo que puede causar enfermedad de las encías y pérdida del diente. Para mantener a tu gato sano, es importante servirle comida para gatos que satisfaga todas sus necesidades nutricionales y guardar los snacks para ocasiones especiales. ¿Sabías que se puede entrenar a los gatos utilizando snacks como recompensa, al igual que los perros?

El impacto de la comida en los dientes de tu gato

Mantener limpios los dientes de tu gato

Aunque el cuidado dental de las mascotas solía centrarse en los perros, ahora también puedes encontrar algunos productos inteligentes que te ayudarán a cuidar los dientes de tu gato. Los juguetes para masticar con una textura especial pueden eliminar parte de la acumulación de placa y, al mismo tiempo, brindar entretenimiento. Además, puedes intentar cepillarle los dientes a tu gato. Utiliza siempre pasta de dientes desarrollada específicamente para gatos y un cepillo ultrasuave o un bastoncillo con gasa. Empieza a cepillarle los dientes a tu mascota cuando aún sea joven, para que esté acostumbrado a esta rutina más adelante.

Mantener limpios los dientes de tu gato

Gatos sin dientes

Incluso cuando haces todo lo posible para mantener los dientes de tu gato en excelentes condiciones, es posible que se deterioren como parte del proceso de envejecimiento natural o la predisposición genética. Se sabe que algunas razas de gatos, como el British de pelo corto y el Persa, tienen un mayor riesgo de problemas dentales que la mayoría de los gatos. Afortunadamente, los gatos domésticos pueden vivir una vida feliz sin dientes. Solo piensa en la desdentada sensación de Internet Lil Bub, quien tristemente falleció en 2019 debido a una infección ósea.

Señales de advertencia de dolor

Si tu gato tiene dolor de muelas, es probable que no lo notes de inmediato porque los gatos son expertos en ocultar el dolor. Debes estar atento a las señales de advertencia como falta de apetito, excepcionalmente mal aliento, encías sangrantes o inflamadas, babeo y, por supuesto, dientes ennegrecidos, rotos o faltantes. En caso de que notes estos síntomas, asegúrate de contactar a tu veterinario. En casos extremos, los problemas dentales pueden provocar afecciones cardíacas, así que mantente alerta.