1. Temas destacados
  2. Comportamiento de los gatos

Paso 1: agrega un arenero adicional

Antes de comenzar, asegúrate de tener un arenero libre disponible. Luego, llénalo con la arena nueva que has comprado y colócalo junto a la caja de arena «vieja» de tu gato que todavía contiene la arena a la que tu gato está acostumbrado.

Paso 2: estudia las preferencias de tu gato

Vigila el comportamiento del arenero de tu gato durante unos 5 días. ¿Tu gato ha usado el arenero con su nueva arena con regularidad? ¡Genial! Si tienes la seguridad de que a tu gato no le importa usar su nueva arena, puedes quitar el otro arenero con la arena vieja. ¿Tu gato apenas ha usado su nuevo arenero o lo ignoró por completo? Los pasos a continuación te ayudarán en el camino hacia el éxito.

estudia las preferencias de tu gato

Paso 3: ¡a mezclar!

Llena unas cuantas palas de arena usada del arenero viejo de tu gato y viértelas en el arenero que contiene la nueva arena. Ahora, rellena el arenero que contiene la arena vieja con un poco de arena nueva y fresca (nos referimos al nuevo tipo de arena que has comprado). Ahora tienes 1 arenero nuevo con un poco de arena vieja dentro y 1 arenero viejo con algo de la nueva arena.

Paso 4: repite el paso anterior todos los días

Simplemente repite el paso 3 a diario, pero recuerda tomar las cosas con calma. Si a tu gato no le gusta la nueva arena que agregaste encima de la arena vieja hasta el punto en que se niega a usar su caja de arena, mezcla bien la nueva arena con la vieja que ya está en la caja. Además, no olvides quitar algunas aglomeraciones del arenero con la nueva arena antes de que se desborde.

Paso 5: transición a 100% arena nueva

Una vez que ambas cajas de arena estén principalmente llenas de arena nueva, y tu gato las use con regularidad, puedes hacer la transición a un solo arenero con 100% arena nueva. Si has elegido cambiarte a una de nuestras arenas Catit Go Natural: ¡Enhorabuena! Has reducido enormemente tu huella ecológica y la de tu gato.

arenas Catit Go Natural