1. Temas destacados
  2. Cosas de gatos

1. La ubicación del árbol lo es todo

A los gatos les encanta saltar de un nivel a otro. Si es posible, coloca tu árbol de Navidad en un espacio abierto, ya que los estantes, mesas o muebles son excelentes trampolines para que tu gato se lance directamente al árbol de Navidad.

2. Para el carro (o el trineo)

Sabemos que has estado deseando decorar tu árbol durante todo un año, pero no agregues los adornos todavía. Deja que tu gato se acostumbre al árbol sin adornos durante uno o dos días. Esto hará que tenga menos curiosidad cuando aparezcan esos adornos brillantes.

Mantén los adornos fuera de su alcance

3. Mantén los adornos fuera de su alcance

Deja vacías las ramas inferiores del árbol o usa adornos de plástico. Después de todo, las bolas colgando del árbol son unos excelentes juguetes para gatos, ¡así que no podemos culpar a nuestros felinos por jugar con ellas! Si bien los adornos de plástico son relativamente inofensivos, mantén las guirnaldas o espumillones y el cabello de ángel fuera de su alcance, ya que pueden causar obstrucciones gastrointestinales si los ingieren.

4. Presta atención a la base

Tanto si colocas un árbol real como uno de plástico, asegúrate de que no se caiga en caso de que tu gato decida treparlo. Una base ancha y pesada debería ayudar con eso. En caso de que coloques un árbol real, asegúrate de que tu gato no pueda alcanzar el agua en la que se asienta el árbol. El agua estancada no solo albergará bacterias, sino que también podría contener retardadores de fuego venenosos, que se usan comúnmente en árboles comprados en tiendas, o savia de pino, que puede alterar gravemente el estómago de tu gato.

Haz que el árbol huela poco atractivo para su gato

5. Haz que el árbol huela poco atractivo para su gato

¿No hay manera de que tu gato se mantenga alejado del árbol? A los gatos no les gustan los aromas cítricos, por lo que rociar la base con un poco de jugo de limón debería ser suficiente. Otra opción es pegar cinta adhesiva de doble cara en algunos manteles y colocarlos debajo del árbol. Dado que los gatos odian caminar sobre superficies pegajosas, es probable que comiencen a evitar el área alrededor del árbol.