1. Temas destacados
  2. Cuidados para gatos

¿Cómo te infectas?

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por uno de los parásitos más comunes en la tierra: Toxoplasma gondii. El parásito puede acceder al cuerpo humano de 2 maneras. La primera es a través del cordón umbilical. Cuando una madre se infecta antes o durante el embarazo, es muy probable que transfiera el parásito a su bebé antes de nacer. La segunda forma es a través de la ingestión. El T. gondii puede estar presente en la carne cruda o poco cocida, pero también prospera en las heces de los gatos. Como resultado, es importante lavarse las manos después de recoger o limpiar el arenero.

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por uno de los parásitos más comunes en la tierra: Toxoplasma gondii. El parásito puede acceder al cuerpo humano de 2 maneras. La primera es a través del cordón umbilical. Cuando una madre se infecta antes o durante el embarazo, es muy probable que transfiera el parásito a su bebé antes de nacer. La segunda forma es a través de la ingestión. El T. gondii puede estar presente en la carne cruda o poco cocida, pero también prospera en las heces de los gatos. Como resultado, es importante lavarse las manos después de recoger o limpiar el arenero.

¿Es peligrosa la toxoplasmosis y cuáles son los síntomas?

Si bien una pequeña minoría de personas infectadas desarrollan síntomas similares a los de la gripe, la mayoría de las personas sanas no notarán nada. ¿Sabías que en Europa entre el 10% y el 60% de las mujeres en edad fértil, según la región en la que viven, son portadoras del parásito T. gondii, sin presentar ningún síntoma? (Flegr et al., 2014) Sin embargo, hay 2 grupos de personas que deben tener mucho cuidado de no entrar en contacto con estos desagradables parásitos: las mujeres embarazadas y las personas gravemente inmunodeprimidas, como los pacientes con cáncer o personas que padecen SIDA.

Durante el embarazo, T. gondii no es tan peligroso para la madre, pero sí que lo es para el feto. Si la mamá contrae el parásito más de 6 meses antes de quedar embarazada, el bebé estará protegido por la inmunidad de la mamá, por lo que no hay absolutamente ningún problema. Sin embargo, si la mamá se infecta con T. gondii en una etapa temprana del embarazo, el bebé puede nacer muerto. O si la mamá se infecta con el parásito en una etapa posterior del embarazo, la enfermedad puede causar en el bebé problemas de desarrollo tanto físicos como mentales. En las personas con un sistema inmunitario gravemente debilitado, los ojos pueden verse afectados por el parásito, así como el corazón y los pulmones, lo que en casos raros puede causar la muerte.

¿Necesito deshacerme de mi gato?

¡No, definitivamente no! Mucha gente condena a los gatos por propagar el parásito T. gondii, pero el riesgo de contraer toxoplasmosis de tu amigo felino es menor de lo que piensas. Los gatos son infecciosos solo una vez en su vida y solo durante unas pocas semanas. Asegúrate de seguir los siguientes consejos para reducir en gran medida el riesgo de contraer toxoplasmosis de tu querida mascota.

gato en la cama

Consejos para tratar el arenero

Si estás o estás tratando de quedarte embarazada o gravemente inmunocomprometida, deja que otra persona recoja y limpie el arenero por ti. ¿No tienes a nadie para asumir el trabajo? Asegúrate de usar guantes de nitrilo mientras te ocupas de la caja de arena (incluso puedes usar una mascarilla para sentirtemás segura) y lávate bien las manos al terminar. ¡Un consejo muy importante es limpiar el arenero al menos una vez al día! Las esporas del T. gondii en las heces de los gatos no se vuelven infecciosas hasta después de aproximadamente 48 horas, por lo que la recolección diaria puede reducir en gran medida cualquier riesgo.

Consejos para tratar el arenero

Consejos para tratar con gatos de forma segura

Dado que es muy probable que tu gato no esté cubierto de heces, el riesgo de contraer toxoplasmosis al acariciarlo es muy pequeño. Sin embargo, recomendamos lavarse las manos después de acariciarlo, solo para estar más seguras. Si a tu gato le permites salir y estás embarazada o gravemente inmunocomprometida, trata de mantenerlo en casa. Los gatos domésticos al aire libre, así como los gatos callejeros y salvajes, tienen muchas más probabilidades de contraer y propagar la toxoplasmosis que si solo están en interior. La razón es que los gatos tienden a contraer la enfermedad al comer pájaros, ratones y otras presas pequeñas crudas. ¿Tu gato es profundamente infeliz cuando no lo dejas salir? Lávate bien las manos con agua y jabón después de acariciar a cualquier gato que viva al aire libre o que tenga permitido salir al aire libre. Aunque tu gato no estará cubierto de heces, a muchos gatos les encanta revolcarse en la tierra, lo que podría contaminar su pelaje.

Cuidado con las frutas y verduras frescas

Cuando un gato desprende el T. gondii en sus heces, esas heces siguen siendo infecciosas durante 12 meses. Las frutas y verduras, tanto las de cosecha propia como las compradas en tiendas, pueden entrar en contacto con tierra contaminada, lo que representa un riesgo. Por lo tanto, asegúrate siempre de lavar muy bien los cultivos frescos y de evitar la carne cruda o poco cocida.

Cuidado con las frutas y verduras frescas

Flegr, J., Prandota, J., Sovičková, M., & Israili, Z. H. (2014, March 24). Toxoplasmosis – A Global Threat. Correlation of Latent Toxoplasmosis with Specific Disease Burden in a Set of 88 Countries. PLOS One. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0090203